• Inicio
  • »
  • blog
  • »
  • ¿En qué consiste la Amputación de Pierna?

¿En qué consiste la Amputación de Pierna?

¿Cómo es la Cirugía de Amputación de Pierna?

La amputación de pierna se trata de la extirpación de la totalidad o secciones de uno o dos miembros inferiores del cuerpo humano, lo cual puede ser a causa de una intervención médica controlada pero también debido a accidentes o traumatismos que desprendan la extremidad. Sin embargo, en esta ocasión nos centraremos exclusivamente en la amputación médica controlada y los aspectos que tienen que ver con este procedimiento médico.

La amputación de una pierna por intervención quirúrgica es una intervención que se realiza como último recurso cuando los médicos ya han tratado de salvar el miembro pero que por razones de complicaciones o padecimientos graves, es imposible conservar y debe ser removido para salvar la vida de la persona.

Por lo general, las principales causas de la amputación de pierna se deben a:

  • Pie diabético y úlceras
  • Reducción de la circulación por enfermedades vasculares
  • Tumores cancerígenos
  • Infecciones por heridas y gangrena
  • Traumatismo severos
  • Congelamiento de las extremidades
  • Quemaduras graves
  • Ateroesclerosis
  • Heridas graves que no sanan
  • Pérdida de función de la extremidad
  • Pérdida de sensación

Muchas veces, sobre todo en casos de accidentes y traumatismos severos, la amputación debe ser realizada de emergencia para salvar la vida del paciente, sin embargo en casos más controlados los médicos siempre tratarán de buscar todas las alternativas médicas posibles para salvar el miembro y la calidad de vida del paciente.

Sin embargo, en caso de que todas las opciones se agoten y su salud esté en riesgo, el médico deberá notificarle que el miembro debe ser removido para que se prepare para la cirugía y todo el proceso de recuperación que le espera.

Sin duda al recibir este aviso pasarán por su mente una gran serie de preguntas, conflictos y miedos, por lo que aquí trataremos de resolver las principales dudas sobre este procedimiento y todo lo que implica.

¿Cómo prepararse antes de la cirugía de amputación de pierna?

El proceso de amputación de pierna puede ser bastante difícil y complejo, sobre todo por la parte emocional, ya que las personas pueden experimentar estrés, depresión y ansiedad por lo que significa la pérdida de uno de sus miembros del cuerpo, sin embargo, los pacientes deben saber que siempre están acompañados de un equipo de médicos expertos que los asesorarán en todo el proceso, además de que hoy en día existen muchas y eficientes alternativas para que la cirugía y recuperación sean rápidas, sin dolor y con muy pocos riesgos.

También se debe considerar que en la actualidad existen muchas opciones para devolverle a las personas la capacidad de caminar y retomar sus actividades, como lo son las prótesis de pierna.

En cuanto a los preparativos preoperatorios, por lo general se indica a los pacientes que no consuman alimentos ni bebidas desde la medianoche del día de la operación, además de que deberán ser hospitalizados para que el equipo médico observe su condición de salud y si existe alguna complicación que deba ser tomada en cuenta en el momento.

Posteriormente le será administrado un sedante en su cuarto para que pueda descansar y estar calmado antes de la cirugía. Después de esto, será trasladado al quirófano, en donde se le administrará anestesia para que quede en un estado libre de dolor durante la cirugía.

¿Cuánto dura la cirugía de amputación de pierna?

El tiempo que dura el proceso de la amputación de pierna es variado y depende de muchas cuestiones, como la razón por la cual se remueve la extremidad, complicaciones o la zona en la que se realizará la amputación.

En amputaciones de dedos o parciales del pie, es posible que el procedimiento dure menos de una hora, mientras que en intervenciones más complejas, como la amputación de cadera o pelvis, el tiempo de la cirugía se puede extender de 4 a 6 horas.

De igual forma las amputaciones que se hacen en zonas infectadas o tumores suelen ser más delicadas por lo que pueden extenderse varias horas más para remover todos los tejidos que puedan representar una amenaza.

Por lo normal al cirujano le tomará entre 2 a 3 horas realizar la amputación de pierna transtibial o transfemoral en caso de que no existan complicaciones.

¿En qué consiste la cirugía de amputación de pierna?

Una vez que el médico ha determinado la zona en la cual se realizará la amputación por el flujo sanguíneo (entre mayor flujo de sangre más fácil será la cicatrización), este comienza con el procedimiento, el cual implica el corte de piel, músculos, huesos, vasos sanguíneos y nervios.

Los nervios de la pierna son cortados un poco más para que retrocedan al interior del tejido sano y queden protegidos. De igual manera se recorta el extremo del hueso y se alisan las aristas para evitar molestias.

Al retirar la parte amputada se dejará un colgajo de músculo y piel, el cual se usará para cubrir la parte amputada y el hueso de la extremidad residual. Este será inmovilizado en su lugar con puntos o grapas de sutura.

Tratamientos postoperatorios de la amputación de pierna

Una vez que se ha concluido la cirugía, el paciente será llevado a su habitación y le serán administrados medicamentos para el dolor y se monitorea su estado físico y de salud.

Deberá permanecer en recuperación durante varios días, en los cuales le será suministrado analgésicos vía intravenosa y posteriormente en tabletas.

También se le limpiará la herida, cambiará el vendaje y recibirá todas las atenciones para evitar infecciones y dolor durante el proceso de recuperación.

También la persona será visitada por médicos expertos en rehabilitación para recibir asesoría sobre las formas seguras de moverse, los cuidados que deben tener con su miembro residual y el muñón y una serie de ejercicios para aprender a caminar con muletas o usar otros dispositivos.

¿Cuándo podré usar una prótesis de pierna?

Después de la amputación, el paciente deberá llevar un proceso de recuperación y rehabilitación en casa, donde se le sugiere adaptar su entorno lo más amigablemente posible a su condición física y si es posible, que sea apoyado por familiares para realizar diversas tareas.

Por lo general, una persona puede ser candidata a usar un prótesis después de 4 a 6 meses de la amputación de pierna, siempre y cuando no haya dolor, complicaciones y se haya usado el vendaje o las medias para acondicionar el muñón.

Ya sea que se trate de una prótesis de cadera, prótesis de rodilla, prótesis transtibial o prótesis parcial de pie, es necesario que se consulte con médicos expertos para el diseño, implementación y el proceso de rehabilitación para aprender a caminar y usar estos dispositivos.

Después de eso, las posibilidades de que la persona retome su vida normal son bastante altas.

                       
© 2020 Mi Prótesis de Pierna. Todos los derechos reservados