Fractura de Pierna

¿Qué es una Fractura de Pierna?

Una fractura de pierna se trata de una lesión en el cuerpo causada por una quebradura o fisura en uno o más huesos de la pierna, las cuales pueden ser causadas por caídas, presiones intensas, accidentes automovilísticos, impactos graves o accidentes deportivos.

Estas lesiones son dolorosas e incapacitan al paciente para poder apoyar su pierna y caminar, además que dependiendo de su gravedad también pueden generar afectaciones a los músculos, piel, tendones, articulaciones, nervios y sistema circulatorio (venas y arterias) por lo que deben ser tratadas urgentemente por médicos.

Se le considera como fractura de pierna a todas estas lesiones que ocurran en el hueso fémur, rodilla, tibia o peroné. Aunque en muchas ocasiones existen fracturas múltiples en las que varios huesos o secciones están involucradas.

Estas lesiones pueden ser fácilmente identificadas por las malformaciones que generan, pues la pierna puede quedar rota o torcida de formas antinaturales que no puede adoptar con la rigidez de los huesos, además de que presenta una importante inflamación, gran dolor y en casos extremos, la ruptura de los huesos puede romper la piel y sobresalir (fractura de pierna expuesta).

Los tratamientos para la sanación de estas lesiones son bastante variados en la actualidad y dependen de la gravedad de la lesión y sus características. En algunos casos será necesaria cirugía para la reconstrucción del hueso y la implementación de clavos o cemento para la cicatrización del hueso, mientras que en otros casos únicamente será necesario la implementación de yeso o una férula.

Sea cual sea el caso, siempre es necesario conocer las causas, síntomas y qué es lo que debemos hacer en estas situaciones de emergencia.

Síntomas de la Fractura de Pierna

A pesar de que las fracturas, por la gravedad que representan son fácilmente reconocibles por el paciente y terceras personas (ya que la quebradura de un hueso es visualmente reconocible), hay ocasiones mucho más sutiles en las cuales puede ser difícil saber si las persona sufrió una fractura menor o una fisura.

Los síntomas y señales de que un hueso o parte de este se encuentran fracturados, son:

  • Dolor intenso en la persona accidentada
  • Incapacidad para mover o apoyar la pierna
  • Hinchazón en los músculos y piel
  • Sensibilidad en la zona
  • Hematomas en la piel e hinchazón de las venas
  • Deformidad y acortamiento de la pierna
  • Bultos del hueso sobresalientes
  • Exposición de los huesos y músculos (en caso de fractura expuesta)

Causas principales de las fracturas de pierna

A pesar de que los huesos son la estructura más fuerte y resistente del cuerpo humano (especialmente los de las piernas), no están exentos a quebrarse por causas accidentales o inclusive por situaciones sencillas.

Entre las causas más comunes de las fracturas de pierna, se encuentran:

  • Caídas desde lugares de altura considerable o tropiezos que generen un impacto importante y expongan momentáneamente a los huesos a una alta presión.
  • Accidentes viales a alta velocidad en los que las estructuras o asientos del auto pueden impactarse con las piernas.
  • Práctica de deportes, ya sean de contacto o cualquier otro tipo en los cuales las piernas puedan sufrir un golpe o torcedura que quiebra los huesos.
  • Sobrecarga de peso al ejercitarnos o trabajando, que pueda vencer la capacidad de carga y presión de los huesos.
  • Accidentes industriales al emplear maquinaria peligrosa o prensas hidráulicas.
  • Atropellamiento por un vehículo.
  • Agresiones físicas en las cuales por golpes se pueda llegar a quebrar el hueso.
  • Osteoporosis.

Complicaciones de la fractura de pierna

Además de la lesión principal en el hueso, estas fracturas pueden generar otro tipo de complicaciones en el cuerpo y la salud, como:

  • Hemorragias y desangramiento
  • Dolores en las articulaciones
  • Retrasos en la consolidación del hueso
  • Deformaciones
  • Desalineamiento del sistema óseo
  • Daños en nervios y vasos sanguíneos
  • Síndrome compartimental
  • Artritis
  • Longitud desigual o asimetría de las pierna

Diagnóstico médico de una fractura de pierna

Una vez que la persona llega al hospital debe ser inmovilizada y estabilizada por los médicos y enfermeras para posteriormente ser sometida a una serie de análisis por rayos x, los cuales serán útiles para que el médico pueda observar las características de la fractura y con base en ello pueda determinar cuál es el mejor tratamiento posible.

En algunos casos más complejos el médico también puede solicitar imágenes más detalladas por tomografías computarizadas o resonancia magnética.

Tipos de fracturas

El tratamiento elegido para la intervención de la pierna dependerá de la gravedad de la lesión y el tipo de fractura que se presente, el cual puede ser:

  • Fractura expuesta o compuesta
  • Fractura cerrada
  • Fractura incompleta
  • Fractura completa
  • Fractura desplazada
  • Fractura de tallo verde

Tratamiento de la fractura de pierna

Existen muchos tipos de tratamientos para las fracturas de pierna, en los cuales básicamente se busca que el médico pueda manipular los fragmentos del hueso roto para que vuelvan a su sitio original y que el hueso pueda sanar posteriormente.

Para esto en muchas ocasiones es necesaria una cirugía abierta para reconstruir la sección del hueso y fijarla con diversas técnicas.

En algunas ocasiones como las fracturas desplazadas, únicamente se regresa el hueso a su forma original y se aplican férulas o yeso para inmovilizar la pierna hasta que el hueso sane y vuelva a unirse de forma natural (proceso que puede llevar varios meses dependiendo del lugar y gravedad, además de la edad y condición de salud de la persona.

También es necesario la receta de medicamentos que ayuden a prevenir dolores, inflamaciones, infecciones y otras situaciones de riesgo para la salud y el funcionamiento del miembro.

Rehabilitación

Posteriormente de la recuperación y sanación del hueso, es necesario que las personas tengan que acudir a una terapia o rehabilitación para volver a recuperar la capacidad de caminar, ya que la pierna al esta inmovilizada tanto tiempo puede quedar debilitada o con algunos dolores que deben ser tratados para recuperar la capacidad de caminar, equilibrarse y desplazarse en todo tipo de actividades.

                       
© 2020 Mi Prótesis de Pierna. Todos los derechos reservados