¿Qué provoca el Pie Diabético?

h1>¿Qué es el Pie Diabético?

La diabetes es una de las enfermedades más graves y comunes que afectan la salud pública a nivel mundial y uno de los principales problemas en México, la cual padecen cerca del 10% de la población en el país, y genera problemas y complicaciones severas como el pie diabético.

El pie diabético se trata de un padecimiento que se presenta cuando existen niveles altos de glucosa en la sangre, entre otros factores de riesgo que ocurren en las personas diabéticas, como hipertensión arterial o hipercolesterolemia, padecimientos que pueden afectar los vasos sanguíneos de la piel y nervios, provocando infecciones, úlceras, y dificultad de cicatrización que en los peores casos puede ocasionar una gangrena de la extremidad y terminar en una amputación tanto de dedos como del pie o parte de la pierna.

Esto se debe a que el exceso de glucosa en el cuerpo y la sangre interfieren con la circulación y la oxigenación de los tejidos, los que puede ocasionar la muerte de parte de la piel o músculos del pie (la extremidad más alejada y con mayo dificultad de recibir sangre), lo que desencadena infecciones y daños irreversibles.

También la pérdida de sensibilidad a causa del daño a los nervios ocasiona el riesgo en las personas de no percibir daños en la piel, como cortaduras, llagas, ampollas, etc. Ante esto se corre el riesgo de infección, y debido a la baja producción de plaquetas, la cicatrización por sí sola es bastante difícil, lo que también puede generar infecciones de gran riesgo para los diabéticos.

Esto puede terminar en muchos casos en amputaciones, lo cual termina por deteriorar la calidad de vida del paciente aún más, pues limita su capacidad de caminar y moverse, incapacitandolo para realizar todo tipo de acciones de su vida diaria y laboral.

Por estas razones es indispensable conocer todo acerca de este padecimiento, sus síntomas, tratamientos y sobre todo, la mejor manera de prevenirlo.

¿Cuáles son los síntomas del Pie Diabético?

Existen muchos síntomas que pueden advertir el pie diabético y a los cuales debemos prestar especial atención todos los días si sufrimos esta enfermedad, ya que puede marcar la diferencia entre el salvar la extremidad o correr el riesgo de perderla, o en casos más extremos, puede marcar la diferencia incluso entre la vida y la muerte.

Uno de los principales riesgos del pie diabético es la pérdida de sensibilidad en la zona, ya que los daños a los nervios ocasionados por la glucosa provocan que ya no sea recibida la información en el cerebro sobre heridas o cortes en la piel que pueden llegar a infectarse.

Es por esto que los pacientes deben revisarse frecuentemente sus pies y acudir a su médico inmediatamente si detectan síntomas como:

  • Pérdida de sensibilidad
  • Hormigueos
  • Calambres
  • Aparición de úlceras en la piel
  • Heridas
  • Debilidad en la musculatura
  • Aumento de presión en determinadas zonas
  • Edemas y distensiones vasculares
  • Deformidades en los pies
  • Dedos en martillo o garra.
  • Grietas y piel seca
  • Eccema o micosis
  • Aumento de presión en la planta del pie

Diagnóstico del Pie Diabético

Es importante prestar atención a todos estos síntomas del pie diabético, ya que pueden generar infecciones que al complicarse derivan en la necesidad de realizar una amputación o remoción de parte del tejido muerto.

También en muchos casos los pacientes pueden no mostrar síntomas hasta que la infección o gangrena está desarrollada, por lo que es indispensable que siempre se revise la extremidad y se acuda a revisiones frecuentes con su médico de cabecera.

El revisar el pulso de la enfermedad es indispensable para recetar un tratamiento para evitar complicaciones y situaciones indeseables como la pérdida de la extremidad o la propagación de la infección a otras partes del cuerpo.

¿Cómo prevenir el Pie Diabético?

Par la prevención del pie diabético es indispensable que antes que nada, el paciente esté bastante consciente de su enfermedad y de los cuidados que debe tener, no sólo en el cuidado de sus extremidades, sino de toda su salud en general, cuidando su alimentación, glucosa y otros hábitos que son indispensables para controlar síntomas y complicaciones.

Si bien no todas las personas desarrollan el pie diabético o tiene menos posibilidades de presentarlo, todo aquel que padece diabetes mellitus debe considerar las siguientes previsiones para disminuir los riesgos lo más posible. Esto principalmente si se trata de un paciente con más de 10 años de desarrollo de la enfermedad o complicaciones como hipertensión, neuropatía periférica, deformidades del pie, enfermedad vascular, etc.

También el mal control metabólico, mala higiene en los pies, usar calzado inadecuado, tener sobrepeso o el tabaquismo, aumentan la posibilidad de desarrollar el pie diabético.

Para esto, se recomiendan las siguientes medidas preventivas:

  • Revisar los pies todos los días en busca de úlceras, heridas o cualquier señal de alerta
  • Llevar una buena higiene
  • Mantener la piel humectada
  • Limar callosidades cuidadosamente
  • Cortar las uñas frecuentemente y de forma cuidadosa en línea recta
  • Usar calcetas y calzado en todo momento para evitar cortes
  • Proteger los pies de los cambios bruscos de temperatura
  • Mantener la circulación sanguínea
  • Controlar los niveles de glucosa
  • No fumar
  • Secar bien los pies para evitar infecciones u hongos
  • No usar productos irritantes
  • No caminar descalzo
  • Revisar el calzado antes de colocarlo
  • Cambiar calcetines o medias todos los días

Tratamiento del Pie Diabético

A pesar de que lo fundamental es la prevención, en los casos en los que se ha desarrollado el padecimiento o se comienzan a generar úlceras es indispensable acudir al médico de manera pronta para evitar el desarrollo y que éste evalúe y recete un tratamiento.

Normalmente el tratamiento consiste en la limpieza y cuidado de la úlcera o herida, además de sugerir reposo y evitar apoyar el pie.

También muchos de los tratamientos para las infecciones son comúnmente a base de antibióticos con cobertura aeróbica y anaeróbica para evitar que los microorganismos de la piel causen complicaciones de salud.

Si sufres diabetes y presentas cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados, lo más importante es acudir lo antes posible con un especialista para ser diagnosticado y atendido debidamente, evitando el riesgo de complicaciones y amputaciones. Conoce más información en miprotesisdepierna.mx

                       
© 2020 Mi Prótesis de Pierna. Todos los derechos reservados