• Inicio
  • »
  • blog
  • »
  • Conoce las principales causas de una amputación de pierna y cómo prevenirla

Conoce las principales causas de una amputación de pierna y cómo prevenirla

¿Cuáles son las principales causas de una amputación de pierna? ¿Se puede prevenir?

Sufrir la pérdida de uno de nuestros miembros u órganos del cuerpo, ya sea de forma parcial o total, siempre es un gran impacto que nos afecta tanto a nuestra salud, autoestima y en nuestra vida cotidiana. Una de las pérdidas más graves de hecho es la de las piernas, pues esto nos deja incapacitados para acciones tan simples como caminar, por lo que en esta ocasión hablaremos acerca de cuáles son las principales causas de una amputación de pierna, cómo prevenirla, qué alternativas existen y cómo sobrellevar dicha pérdida.

En la actualidad existen muchas dudas, mitos y miedos de las personas que están en riesgo de perder una pierna o ya la han perdido, pues sí, es verdad que su vida cambiará drásticamente y que será un proceso bastante difícil por el cual tendrán que atravesar, pero no imposible.

La mejor alternativa para estos casos siempre es estar debidamente informado con anticipación para poder tomar todas las decisiones y previsiones que nos ayuden en esta delicada situación.

¿Cuáles son las principales causas por las que se amputa una pierna?

Hay que comenzar explicando que la decisión de amputar una pierna no es nunca la primera en el ámbito médico, pues los profesionales de la salud entienden la importancia de conservar la integridad del cuerpo humano, pues esto es imprescindible para cuidar la salud y la calidad de vida de cada persona.

Es por ello que puedes tener la certeza de que los profesionales de la salud siempre harán los mayores esfuerzos para tratar de salvar la extremidad, ya sea con tratamientos alternativos, operaciones o medicación.

Sin embargo, hay ocasiones en las cuales ya no hay nada más que hacer, pues el daño es muy grave e irreversible, y conservar la extremidad sólo terminará causando dolor, infecciones y riesgos graves a la salud de la persona que pueden comprometer a otros sistemas u órganos, teniendo que ser más grave el nivel de amputación o poniendo en riesgo su vida.

Es por ello que al tomar la decisión de amputar una pierna o parte de ella, es que se está pensando en salvaguardar lo más posible la salud y la vida del paciente.

Esta difícil decisión médica puede ser provocada por una serie de complicaciones graves en los tejidos y huesos a causa de enfermedades o accidentes que afecten la zona. Según datos de la Secretaría de Salud, en México las principales causas de una amputación de pierna son:

  • Pie diabético
  • Accidentes automovilísticos
  • Caídas
  • Fracturas mal atendidas
  • Infecciones postoperatorias
  • Gangrena
  • Accidentes laborales
  • Quemaduras
  • Impactos de bala
  • Falta de flujo de sangre
  • Tumores
  • Cáncer
  • Quemaduras químicas
  • Quemaduras por frío
  • Aplastamiento
  • Pérdida de función de la extremidad
  • Pérdida de sensación (puede ser peligroso pues la persona no detecta heridas

Para el caso de las amputaciones de pierna por accidentes automovilísticos, caídas, fracturas y accidentes laborales, es importante mencionar que la amputación es una decisión de emergencia, pues al llegar el paciente al hospital, el médico traumatólogo deberá evaluar la extremidad, el tejido, los músculos y los huesos para determinar si es posible salvarla o es necesario amputarla.

Hay ocasiones en las que el daño es bastante grave e irreversible porque ha quedado triturado el tejido, y a pesar de que hoy en día los avances médicos son muy amplios y permiten reconstrucciones corporales sorprendentes, esto por lo regular sólo se encuentra disponible en las clínicas privadas del más alto nivel, por lo que si no contamos con acceso a este tratamiento médico por cuestiones de tiempo o dinero, es posible que la alternativa de emergencia sea la amputación.

Hay que considerar que el factor del tiempo también es indispensable, pues si la vida del paciente corre peligro y presenta una hemorragia importante, no hay tiempo que pensar para tomar una decisión.

También en muchas ocasiones esto es lo mejor para la calidad de vida del paciente, pues al amputar la pierna se le otorga la posibilidad al paciente de en un futuro poder usar una prótesis de pierna para volver a caminar, mientras que en algunos casos, el conservarla puede sólo traer más complicaciones, dolores y que el paciente en realidad no pueda utilizarla, quedando como un miembro inútil o un lastre.

Esto sin mencionar que hay situaciones en las que la amputación no es provocada por la intervención médica quirúrgica, sino que el desprendimiento del miembro es causado directamente en el accidente, ya sea por la energía de un impacto o por un objeto punzocortante.

En cuanto al resto de las principales causas de una amputación de pierna que vienen de origen patológico, la historia es distinta, pues aquí sí hay formas de prevenir la amputación o tratamientos alternativos.

¿Cómo prevenir una amputación de pierna?

Como lo mencionamos con anterioridad, para el caso de las amputaciones por traumatismos severos, no hay mucho que hacer, pues dependerá de la decisión de los médicos el remover o no la pierna para salvar la vida del paciente y no siempre hay opción.

Sin embargo, para el caso de enfermedades como el pie diabético, sí existen una serie de previsiones que se pueden tomar para evitar llegar a tan extremo escenario.

En este caso, el correcto control de la glucosa, medicación, uso de medias, calzado y cremas especiales, pueden evitar la aparición de heridas, llagas o problemas en la circulación que deriven en una infección o la muerte del tejido, y con ello claro, la gangrena y la necesidad de realizar una amputación, pues esta condición es irremediable y se expande por el cuerpo si no se actúa a tiempo y se retira la extremidad.

Los mismo aplica para cualquier tipo de infección, herida o traumatismo menos grave, el cual con la debida intervención médica, medicación y toma de antibióticos, se puede combatir para evitar la amputación.

En cualquiera de los casos en los que se detecte alguna anomalía en el tejido o la funcionalidad de la pierna, es necesario acudir de inmediato con un experto para actuar a tiempo y evitar situaciones indeseables.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

                       
© 2020 Mi Prótesis de Pierna. Todos los derechos reservados