• Inicio
  • »
  • blog
  • »
  • Conoce cómo aplicar el Vendaje Compresivo de forma segura

Conoce cómo aplicar el Vendaje Compresivo de forma segura

vendaje compresivo

Cómo funciona el vendaje compresivo y cómo colocarlo en un paciente

¿Tienes problemas de circulación, dolores, úlceras venosas en las piernas o has sufrido una amputación?

¿Los dolores y problemas para realizar tus actividades diarias cada vez son peores?

Estos padecimientos son bastante dolorosos, incómodos e incapacitantes para las personas que los sufren, por lo que es importante el conocer las diferentes técnicas para remediar o disminuir los problemas físicos y de salud que esto trae.

El vendaje compresivo es una de las técnicas más utilizadas para ayudar a corregir problemas, disminuir dolores y ayudar a la mejora de los tejidos, ligamentos y el sistema circulatorio en las piernas.

Este puede ser una de las mejores terapias que ayudan a prevenir complicaciones y mejoran la calidad de vida del paciente de forma considerable. Por ello es que en Miprotesisdepierna.mx te explicamos a detalle todo lo que tienes que conocer sobre el vendaje compresivo y cómo es que puedes aplicarlo, ya sea que tú o algún familiar lo necesite.

¿Qué es el vendaje compresivo

Se trata de una técnica de terapia que desde hace años se ha usado en personas que sufren edemas postraumáticos, en pacientes con padecimientos venosos y/o linfáticos con o sin úlceras venosas, así como en pacientes que han sufrido una amputación o el rompimiento de articulaciones y ligamentos.

La aplicación de presión externa aplicada sobre la pierna (o cualquier otra parte del cuerpo) mediante cualquier tipo de vendaje elástico, resulta indispensable para aumentar el gradiente de presión sanguínea en la zona que presenta el problema o dolor, lo que reduce el edema, evita la estasis venosa y mejora el retorno venoso al interior.

¿En qué casos se aplica el vendaje compresivo?

El vendaje compresivo contrarresta la pérdida de fluidos capilares incrementando la presión local, además de reforzar la reabsorción al empujar el fluido hacia capilares y vasos linfáticos. También ayuda a disminuir dolores causados por estos y otros padecimientos.

Asimismo este vendaje también es colocado por médicos para el tratamiento de lesiones en la masa muscular, ligamentos o para el tratamientos postraumático de una amputación de pierna y la formación de un muñón con el flujo sanguíneo adecuado y la forma necesaria para el uso de prótesis de pierna posteriormente.

Razones por las que se usa un vendaje compresivo en la pierna

  • Comprimir las várices en las piernas.
  • Conseguir el retorno venoso por las venas profundas.
  • Disminuir la trombosis venosa.
  • Aminorar el flujo venoso en sentido contrario a la dirección fisiológica en el sistema venoso superficial, en el profundo y en las venas perforantes de la pierna.
  • Incrementar la rigidez de las celdas aponeuróticas de la pierna con la finalidad de que la contracción muscular sea efectiva sobre el sistema venoso profundo.
  • Disminuye los dolores y contracciones musculares producto de lesiones o amputaciones.
  • Ayuda a normalizar el flujo de sangre en el miembro residual después de una cirugía de amputación.
  • Contribuye a moldear la forma cónica del muñón para el uso de prótesis o cualquier otro tipo de dispositivos.
  • Aminorar la presión hidrostática capilar que junto con la presión osmótica normal mantienen los electrolitos y los líquidos en el espacio intravascular.
  • Prevenir el retardo de la corriente sanguínea venosa en las piernas (en situaciones de reposo) que favorece la trombosis.
  • Mejorar el flujo venoso en personas disminuidas físicamente que permanecen largos períodos sentados con las piernas hacia abajo o en silla de ruedas.
  • Mejorar el flujo linfático centrípeto.

Materiales y características de las vendas

Las vendas, para que tengan la función compresiva médica sobre el cuerpo humano, deben de contar con ciertas características y estar hechas de diversos materiales según la rigidez, resistencia y el lugar el cuerpo en donde se aplicará.

Los materiales que se utilizan por lo general son algodón sintético, celulosa o vendas de esponja o foam y otro material que produzca compresión, como venda de gasa, venda de crepé, autocohesivas o elásticas adhesivas.

El ancho de la venda dependerá del miembro en donde se va a colocar, así como de las necesidades de estabilización y su perímetro. Para los miembros superiores suelen utilizarse vendas de 7.5 o 10 cm, para el brazo de 10 cm, para la pierna de 10 o 15 y para la rodilla y muslo 15 cm.

Consideraciones antes de colocar la venda de compresión

Se debe verificar que no haya ningún tipo de compromiso con el sistema de venas o arterias. Es indispensable la determinación de los pulsos arteriales distales antes de la realización del vendaje, que está totalmente contraindicado en casos de ausencia de aquéllos cuando, al realizar una oscilometría en el paciente, ésta aparece negativa o disminuida.

Por lo general se debe descartar la aplicación del vendaje compresivo fuerte en pacientes cuyo índice de presión es menor de 0,8.

Se debe considerar también que este índice no es siempre fiable en pacientes diabéticos por el problema de calcificación arterial y microcirculación alterada. Por ello, en los casos de pacientes que presentan pie diabético o problemas circulatorios relacionados con el exceso de glucosa, es necesario consultar a un médico.

Tampoco es recomendable su aplicación en pacientes con procesos alérgicos al material. Especialmente cuando el vendaje es adhesivo, algunos expertos lo desaconsejan en pacientes con edema blando importante.

También es importante tomar en cuenta otros factores antes de colocar el vendaje compresivo, como:

  • Salud y estado de la piel y tejidos: los niveles elevados de presión pueden dañar la piel friable y delicada, así como causar dolores o contusiones en los tejidos interiores.
  • Forma de la extremidad: La presión debajo del vendaje y el gradiente de presión deben adaptarse por la forma de la extremidad (ya sea completa o miembro residual). La piel que recubre prominencias óseas expuestas puede sufrir daños por presión excesiva, por lo que en caso de muñones se debe tener la técnica y materiales exactos, o usar fundas especializadas.
  • Presencia de neuropatía: La ausencia de una respuesta de protección incrementa el riesgo de daño por presión debajo del vendaje, por lo que si hay signos de estas complicaciones no se debe aplicar el vendaje.
  • Presencia de insuficiencia cardíaca: Los desplazamientos rápidos de líquidos pueden resultar peligrosos, ya que incrementa la precarga.
                       
© 2020 Mi Prótesis de Pierna. Todos los derechos reservados