• Inicio
  • »
  • blog
  • »
  • Miembro residual: Qué es, riesgos y cuidados

Miembro residual: Qué es, riesgos y cuidados

miembro residual

¿Qué es el miembro residual y cómo cuidarlo?

Sufrir la pérdida de uno de nuestros miembros o partes de nuestro cuerpo es algo bastante duro, pues además de que es un proceso complicado y en ocasiones doloroso, también terminará afectando nuestra capacidad física y afectandonos de forma psicológica. Por ello es importante abordar los cuidados postoperatorios desde todos los ámbitos, y uno de los más importantes es el cuidado del miembro residual que queda después de que sane la herida.

Es de suma importancia este proceso de recuperación y rehabilitación con los cuidados del miembro residual, ya que de esto dependerá evitar cualquier tipo de complicaciones que pongan en riesgo nuestra salud, además de que una correcta recuperación y tratamiento hace que sea más posible el uso futuro de una prótesis de pierna o de cualquier tipo que nos ayude a recuperar nuestra capacidad de caminar, ponernos de pie y realizar nuestras actividades diarias y profesionales con normalidad e independencia.

Es por ello que al momento de la intervención quirúrgica los médicos deberán tomar todas las decisiones y cuidados pertinentes para obtener un miembro residual adecuado para evitar riesgos futuros en cuanto a complicaciones de salud, y por su parte los pacientes deberán asegurarse de seguir al pie de la letra todas las recomendaciones como el vendaje, cuidados de la cicatrización y ejercicios para posteriormente poder utilizar una prótesis.

En Miprotesisdepierna.mx te explicamos todo lo que debes saber sobre el miembro o los miembros residuales (en caso de amputaciones dobles), qué son, los cuidados que se les debe brindar y la forma en la que puedes adquirir una prótesis y adaptarla a este miembro residual para poder volver a caminar y realizar tus actividades con normalidad.

Ponte en contacto con uno de nuestros médicos especialistas para conocer más o agendar una cita para poder obtener un diagnóstico profesional y que comiences tu proceso de protetización.

¿Qué es un miembro residual?

El miembro residual se define como el extremo del cuerpo resultante después de que se ha realizado una cirugía de amputación o se ha perdido parte del miembro debido a un accidente.

La extremidad resultante y el área donde ahora ha cicatrizado el corte se le denomina como miembro residual o muñón, y se trata de una de las heridas más complejas y de cuidado en el cuerpo humano, pues muy susceptible a complicaciones por el grado de pérdida, que incluye piel, músculos, nervios y tejido óseo.

Este miembro residual restante es bastante delicado inmediatamente después de la cirugía de amputación, pues se corre el riesgo de infección, dolores, sangrados, problemas de circulación y todo tipo de complicaciones que pueden afectar la salud del paciente o que inclusive ponen en riesgo que nuevamente sea necesario remover la sección restante de la extremidad.

Los miembros residuales son heridas moldeables y que van cambiando con el paso del tiempo, para lo cual es importante llevar minuciosos cuidados para asegurarnos de que se consiga una forma y fortaleza adecuada para posteriormente poder adaptar un prótesis de pierna que nos ayude a volver a caminar, pero eso sólo pasará si se obtiene un miembro residual con las características óptimas para poder soportar el esfuerzo de un aparato tan complejo como pueden ser las prótesis.

Para esto, es importante tomar los cuidados necesarios para la herida, aplicar vendajes para ayudar a dar forma y facilitar la circulación y realizar los ejercicios y fisioterapias necesarias.

Cuidados del miembro residual y preparación para el uso de una prótesis

Después de la cirugía de amputación y una vez que la herida ha cicatrizado y se procede a retirar la suturas o grapas quirúrgicas (lo cual aproximadamente es 3 semanas después) se debe comenzar con el proceso de desensibilización, el cual consiste en dar masajes y frotaciones a la extremidad para ir reduciendo el dolor.

De igual manera es fundamental comenzar desde temprano con la rehabilitación del miembro para aprender a usarlo, tener los cuidados necesarios para evitar golpes o complicaciones y para poder utilizar una prótesis posteriormente.

De igual manera resulta imprescindible aprender por parte de nuestro médico y fisioterapeuta cuáles son las posturas correctas para caminar, sentarse o acostarse, ya que evitarán la reducción de los músculos y complicaciones de tipo óseo o de las articulaciones.

También es necesario el uso constante de vendaje o fundas elásticas que ayudan a brindar soporte, mejorar la circulación y formar de manera cónica el miembro residual, de tal forma que se puede adaptar posteriormente el socket de una prótesis de pierna.

Dolores del miembro residual y síndrome del miembro fantasma

El Síndrome del Miembro Fantasma se trata de una condición en la que una persona que ha sufrido una amputación, (ya sea de brazo, pierna o cualquier sección de estos) sigue teniendo la sensación de poder percibir la presencia del miembro aún en su cuerpo.

Esto incluye todo tipo de sensaciones, como dolor, picazón, sensaciones térmicas (frío o calor), hormigueo, disestesias y casi cualquier otro tipo de sensación nerviosa en dicho miembro faltante, por lo que se le denomina dolor fantasma, ya que evidentemente, la parte corporal ya no existe.

Hoy en día aún no se sabe realmente qué es lo que causa estas sensaciones, sin embargo la explicación más aceptada es que el cerebro sigue detectando los impulsos de los nervios provenientes de la sección amputada, por lo que sigue detectando o creando sensaciones que parecieran reales.

Riesgos del miembro residual

Los trastornos que disminuyen la circulación en los miembros inferiores y pueden generar en los pacientes riesgo de amputación, también aumentan el riesgo de lesiones de la piel e infección aún después de la amputación, por lo que resulta importante conocer cuáles son estos factores y cómo prevenir complicaciones en el miembro residual.

Los trastornos que alteran la sensibilidad pueden retrasar el diagnóstico y tratamiento al evitar que los pacientes sientan molestias o dolor debido a la fragmentación de la piel o una infección. Los pacientes con un trastorno sensitivo deben remover sus prótesis varias veces al día para revisar el enrojecimiento cutáneo y otros signos de lesión o infección.

Los problemas cutáneos y la dificultad para ajustar la prótesis son más probables cuando el miembro residual tiene ciertas características, que incluyen tejido distal excesivo más allá de la terminación ósea, piel laxa, cicatrices gruesas, invaginaciones de piel y tejido, adherencias de piel y tejido y exostosis ósea terminal.

Si el receptáculo de la prótesis se ajusta de manera óptima, los problemas en la piel son mínimos. Pero incluso con un buen ajuste, los cambios morfológicos normales, como la atrofia muscular y la fluctuación del volumen de líquido, pueden alterar la relación del muñón con el receptáculo y aumentar el riesgo de problemas.

Dr Erick Lemus Prótesis de Pierna mx
Escrito por LTF. Erik Lemus

Co Fundador de Miprotesisdepierna.mx y CEO de Ortoshalom

LTF con 20 años de experiencia, especializado en Fabricación de prótesis de pierna y brazo.

Graduado de la Universidad Tecnológica de México y con especialidad en diferentes universidades de Estados Unidos.

He ayudado a mas de 5,000 personas a volver a caminar, a través de una prótesis de pierna.

   
4.8
-
5
de
1533
valoraciones
                       
© 2020 Aviso de Privacidad Todos los derechos reservados Mi Prótesis de Pierna.